Coach en Torrejón de Ardoz

¿Qué es el Coaching?

AUTOSUPERACIÓN Y AUTOREALIZACIÓN

“Te ayudo a aprender en lugar de enseñarte: Juntos liberamos tu potencial para incrementar al máximo tu desempeño”

El coaching es una herramienta de crecimiento personal, que consiste en ayudar a las personas a descubrir sus potencialidades y lograr lo que se propongan, mejorando y desarrollando habilidades -en la vida, en lo laboral, en las relaciones- de manera que sean más felices, más productivas y más capaces de alcanzar sus metas de una forma equilibrada.

Si buscas un coach en Torrejón de Ardoz, puedes contactar conmigo.

¿En qué se fundamente la práctica del Coaching?

  1. El coaching es un proceso que se desarrolla a lo largo de un determinado periodo de tiempo y que tiene lugar entre dos personas (coach y coachee) o entre una persona y un equipo (éste es el caso del coaching de equipo o grupal).
  2. El proceso de coaching se basa en una serie de conversaciones que tienen la particularidad de ser planificadas y confidenciales y que no se prolongan en el tiempo más allá de seis meses a un año.
  3. La metodología básica del coaching es la conversación y el diálogo que se produce entre el coach y el coachee a lo largo de un proceso ordenado en base a las siguientes etapas:
    • establecimiento de las metas
    • examen de la situación actual
    • análisis de las alternativas disponibles
    • construcción de un plan de acción
    • evaluación y seguimiento
    • El coaching se centra más en las posibilidades del futuro y no en los errores del pasado ni en el rendimiento actual.
  4. El coaching no es un proceso sin fin. Se encuentra centrado en cuestiones específicas que deben tener un resultado y, entonces, el coaching termina. Al mismo tiempo, si no se consigue el resultado, se deben buscar nuevas posibilidades: cambiar de coach, introducir elementos nuevos,…
  5. El coaching se sustenta en el principio básico de autonomía del ser humano por el cual el coachee asume su responsabilidad por las acciones y resultados del proceso.

¿Es el coaching una psicoterapia?

El coaching NO es psicoterapia. El ámbito del coaching es el desarrollo personal y la comunicación.

¿Sustituye el coaching a la psicoterapia?

Categóricamente, la respuesta es un NO rotundo. Ni el coaching es un proceso psicoterapéutico, ni al coach se le debe considerar como un psicoterapeuta y mucho menos como un profesional de la salud o de la conducta humana, si bien, como es mi caso, un psicoterapeuta puede estar formado y capacitado como coach, pero no todo coach está formado ni capacitado para ser psicoterapeuta.

Partamos de la consideración de que, si bien el coaching es considerado por muchos desinformados como una alternativa a la psicoterapia, no es un sustituto de la misma según afirma la misma International Coach Federation (ICF) en sus estatutos, al reconocer la necesidad de recurrir a un psicoterapeuta si en el curso de un trabajo de coaching se detectan síntomas de tipo emocional que interfieran en el proceso.

Para clarificar conceptos, resulta didáctica la comparación del coach con la figura de un entrenador deportivo. Así, un coach sería una especie de entrenador en la vida del individuo (coaching personal) o un entrenador para el desarrollo de las habilidades individuales o grupales en el ámbito profesional o empresarial.

Siguiendo con la comparación, igual que en el deporte el entrenador ayuda al atleta a lograr su mejor marca, el coach ayudará al coachee (o cliente) a centrarse en su objetivo y permanecerá a su lado para prestarle su apoyo exigiéndole el máximo esfuerzo y transmitiéndole su experiencia para poder lograr las metas que juntos hayan trazado como objetivo.

Pero así como el entrenador deportivo, cuando el deportista sufre una lesión lo remite a un fisioterapeuta o a un médico para que la trate adecuadamente, también el coach deberá conocer cuáles son sus limitaciones y derivar a su entrenado (o coachee) a un profesional de la salud si llegara a detectar síntomas que vayan más allá de su competencia y que sólo un médico, psicólogo o psicoterapeuta estarán capacitados para tratar.

En el coaching sólo se debe trabajar con personas que no presenten alteraciones psicológicas y que posean recursos propios para alcanzar lo que desean (o bien no hayan descubierto aun que es lo que es lo que quieren) pero no sepan cómo hacerlo por ellas mismas.

Diferencias generales entre la psicoterapia y el “coaching”

Hay tendencia a considerar al “coaching” y por lo tanto a los “coach” como una especie de psicoterapeutas, así como también a contemplarlo como una opción a la psicoterapia. A continuación voy a delimitar netamente ambos campos enfatizando en sus señas de identidad así como sus diferencias.

La psicoterapia

La psicoterapia es una competencia del ámbito de la salud mental que surge a partir de una evolución de la medicina y la psicología.

La psicoterapia tiene una duración variable (hay veces que es superior a un año), se lleva a cabo en la consulta del psicoterapeuta y las sesiones pueden tener lugar desde varias veces por semana hasta una frecuencia quincenal o mensual.

En la psicoterapia, el paciente requiere un proceso terapéutico utilizando técnicas terapéuticas validadas empíricamente.

La psicoterapia se realiza con pacientes aquejados de un sufrimiento psíquico debido a vivencias traumáticos, conflictos de personalidad o malestar emocional que les impiden no ya conseguir metas altas (objetivo primordial del coachee) sino conseguir un funcionamiento adecuado y satisfactorio en su vida.

El “coaching”

El coaching es un proceso de crecimiento o de desarrollo individual (o empresarial) centrado en aplicar soluciones para conseguir objetivos.

El coaching suele durar menos de un año, tiene lugar entre un coach y su cliente con un frecuencia quincenal y puede llevarse a cabo tanto presencialmente en un despacho como a través del teléfono, chat o skype si así lo acuerdan el coach y su cliente.

El coaching se orienta hacia la acción y el logro de metas propias del mundo externo.

El coaching va destinado a un cliente con una funcionalidad psicológica adecuada y satisfactoria en su vida de relación, pero que persigue conseguir un mayor grado de crecimiento personal, laboral, etc.

 

Para finalizar, será interesante matizar que, a diferencia del coaching, en la psicoterapia el paciente requiere de un proceso terapéutico centrado en las emociones y en las situaciones vividas tanto en el pasado como en el presente, explorándose en las sesiones los problemas desde sus orígenes para poder llegar a una solución en base a un plan de trabajo elaborado a partir de signos, síntomas y el curso evolutivo del proceso.